La mala lectora

¿Recordáis cuando a la vuelta de vacaciones teníamos que hacer una redacción en el colegio contando nuestro verano? Pues el mundillo de las redes sociales me ha hecho rememorar esto.

Y es que desenchufé en julio (aunque seguí leyéndoos) por pura necesidad.

NECESIDAD DE DESCONEXIÓN DIGITAL

offline-525700_1280

Creo de verdad que deberíamos obligarnos cada cierto tiempo a apagar todo y escucharnos, un poco como lo de los ayunos que recomiendan para limpiar el cuerpo, pero a nivel anímico y mental.

Y diréis, <<pues muy bien, pero ¿qué tiene que ver esto con el título de la entrada?>>, y yo os digo, <<ahí voy>>.

Siempre comento que la lectura es mi pasión, que va de la mano con escribir (y que soy muy muy intransigente con los que escriben y no leen, porque de verdad que no creo que sea posible), pero es que esta temporada de desconexión no he dado golpe, tal cual.

¿Y cómo voy a obligarme a hacer algo que no me apetece, por mucho que me entusiasme? Por eso no me gustan los retos, ni hacer alarde de lo que leo o en cuanto tiempo lo leo. Los que me conocen (y hay que quererme como soy) saben que no es falta de interés, de veras, es necesidad. Por eso digo que soy mala lectora, porque tengo cosas a medias, otras en mi lista de “Para leer” y otras en mi lista “Tengo que”, llevo varios libros al retortero y soy un absoluto desastre, desorganizada y desordenada.

<<¿Y qué es lo que ha estado haciendo este verano?>>, os preguntaréis (y si no os lo preguntáis da igual porque ya lo estáis leyendo). Pues disfrutando de la mejor parte del proceso creativo, la documentación. He estado viendo documentales y leyendo ensayos y libros de historia para informarme hasta el más mínimo detalle del encaje histórico de mi nuevo proyecto.

<<¡Ah! Entonces no digas que no has dado ni golpe>>. Es que es la sensación que tengo después de haber estado rellenando hojas y hojas de información (es que yo escribo a mano y utilizo el Word como última fase para pulir un manuscrito, ¿sabéis?) para empezar a narrar, pero sin haber construido una sola frase con sentido, o diálogo o algo por el estilo. No os voy a enseñar el maremágnum de papeles que tengo sobre información de todo tipo (empezando por fechas, siguiendo por ropa y ganadería y acabando por qué tipo de ventana tenía la gente de esta época) porque no estoy preparada todavía para deciros en qué caray ando metida. Pero creedme, alucinaríais (<<No me lo puedo creer… Además de ser una cara bonita es una absoluto caos de persona>>).

Y de tanto escribir he acabado con una tendinitis, por cierto, y ahora me siento un poco así:

 

Bueno, ¿qué? ¿Nos ponemos las pilas para empezar septiembre con fuerza y alegría? ¡Ánimo, y a darle a la pluma!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.